Blogger Template by Blogcrowds.

Mi memoria

Mi memoria, no se muere ni entierra sus penas

Enlazadas, las lágrimas negras

Y no tengo, intención de callarme aunque no te gusten mis quejas

Hace demasiado tiempo que los huesos ya estan bajo tierra

El tiempo, no es más que fragmentos de la vida

Por eso, acurruco mi cabeza en su hombro

Mientras siento, que se curva su cabeza y el llanto empaña la pena amarga

Y la memoria que no muere ni olvida clama venganza!!!

La tierra que echaron sobre mi cabeza

sabe a pobreza, días cautivo a torturas y lamentos

Callaron mi voz, dejaron mis manos sin dedos

Y aún así mis palabras sobreviven, malditos seaisss!!!

No hay fusiles ni balas que borren las letras

Que se escribieron con la sangre que brotaba de corazones orgullosos

Que clama venganza el Dios que para ellos era justo

Y se otorge el beneficio del consuelo, se restituya la verdad….

Que se caigan los mausoleos, se derrumben los iconos de la opresión,

Ardan en el infierno las insignias que llevaran por bandera

Que el tiempo devuelva la paz y cure la herida

Que abierta sigue en la piel donde mis pies se apoyan…


© J Marzo



Despertar


Cuando despierto, sé que no estoy solo, todavía queda a mi lado izquierdo el calor amortajado de tu presencia, las sábanas me devuelven la calidez de tu tibia piel como una recompensa.

Cuando despierto, todavía creo escuchar el gotear del grifo de la ducha, la rebelde gota de agua caliente resbalando por esa cañería que se empeña en volar libre, como tu perfume, que perdura día a día aprisionado entre las cuatro paredes de esta estancia que es nuestro mausoleo particular…

A veces, incluso, la tibia luz de la mañana al filtrarse a hurtadillas a través de las cortinas, arranca destellos a tu sonrisa dormida…

Otras sin embargo, vaga sin rumbo sobre las sábanas, buscándote sin encontrarte…esas ahora, son las más…

Y entonces, creo escucharte, el aroma de café se desliza desde la cocina para buscarme, yo obediente, alzo mis hombros, desperezo los sueños y encandilo ilusiones, pero al final, cuando te veo, mi mundo se desvanece, tu foto en la mesilla de noche, sonriéndome desde tu mundo, el colgante de garfield de plata, que tanto te gustaba colgado de un lado del marco, me recuerda tu ausencia, me golpea la realidad y me doy cuenta de que todo son recuerdos, y el silencio inunda un cuarto vacío, donde el calor de tu cuerpo ya no alimenta mi cama, sin embargo, en el armario tu ropa te espera, en el baño, tu neceser intacto suplicando tu piel…y yo, miro despacio al lado derecho, donde ella me espera para recordarme, que al menos yo respiro, aunque dependa mi vida de una carroza de acero para sobrevivir, ese es mi precio, a un semáforo en rojo.



© J Marzo

Viviendo Praga, Otoño de 2007.




Posted by Picasa

Paseando por París. invierno 2008

। Eneo


Posted by Picasa
Además de palabras, quiero compartir mi visión del mundo con tod@s vosotr@s, espero que os gusten...

Confesión

La he matado

Ella no lo vio venir, estaba sentada sobre las piedras del acantilado, mirando como rompía en las rocas el mar, .., la espuma formaba remolinos que ascendían y jugueteaban mientras en precario equilibrio una gaviota graznaba y saltaba entre las rocas.

El cielo, plomizo vestía mis pensamientos de grises y claroscuros dejando que las gotas de una incipiente tormenta resbalaran por el puente de mi nariz queriendo suicidarse en su corta existencia sobre el suelo donde la gravedad, inoportuna y perpetua las reclama para sí.

La he matado, y no me arrepiento…

Al menos, todavía no, tal vez llore por ella, tal vez, en mi desnuda habitación su presencia inexistente se me haga eterna y entonces…

Pero qué hacer entonces….cuando te ves acosado, acorralado, amortajado cada segundo de tal manera que no puedes respirar…

Era la única manera posible, empujarla al vacío, ver como caía por el acantilado de afiladas aristas de piedra y se estrellara entre sus rocas, mecida después por la marea que se la llevara lejos, aunque me quede el recuerdo de su mirada al caer, al darse la vuelta en el aire y por un instante cruzar su mirada con la mía…y preguntarme entonces por qué….

Por qué…

Debía hacerlo, lo sabes, en el fondo, no soportaba tu peso, no soportaba la incomprensión que desencadenaba tu compañía, no podía seguir viviendo entre tantas páginas en blanco esperando….y siempre, esperándote…Inspiración….

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal