Blogger Template by Blogcrowds.



Relato seleccionado como uno de los 50 ganadores del Concurso de Relatos "Inspiración" vinos de la España de Don Quijote.

Espero que os guste.


Amanecer

Bosteza un sol de otoño y acaricia mi piel, húmeda del rocío que impregna los sonrojados granos de vid que mis manos sostienen. Sonrío, dejo caer en el capazo el fruto de mi trabajo. Un año entero de dedicación y esmero, horas robadas al sueño, súplicas a un cielo cargado de nubarrones para que el viento se lleve lejos la tormenta, o si al final rompe no descargue asesino granizo. Cada día es una aventura en la lucha contra los elementos y yo, cual Quijote que se enfrentara con la lanza en ristre en busca de los gigantes que nublaran su visión, defiendo mi trozo de tierra, la herencia de una vida, mi existencia. Saludo al sol, que me brinda una nueva jornada de trabajo, despejo mi frente perlada de sudor. Recortado a contraluz, Rocinante, mi fiel John Deere, me espera para transportar la carga del día. Al llegar el alba volveré a besar a mi fiel Dulcinea, y le daré las gracias por no dejarme desfallecer en mi locura. Escucho el chasquido de las tijeras de podar, la jornada continúa.

2 Comments:

  1. Alosia said...
    Me ha encantado tu corto pero fructifero relato. Como ahora no tengo tiempo para leer nada que sea poco mayor de la extensión que tu nos traes, pues estupendo. Felicidades.
    Un saludo.
    tag said...
    Javier,
    Ya hace tiempo que no comento en tus entradas, pero es que me parece que mis comentarios son pura repetición.
    Me encanta como escribes, ademas de lo versatil que eres, te atreves con cualquier tema y todos los bordas.
    Este del vino, genial.
    Cortito. Es raro que tu escribas tan poquito, supongo que serían las bases del concurso.
    Pero no por breve, menos inspirado.

    Un besito

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal