Blogger Template by Blogcrowds.

Madre

Madre, en tu silencio me crezco
Mi mísera estampa en tu vientre, mi cielo
Hay abismos de dudas que gobiernan, mi encierro
Pero a través de tu sangre, tus latidos, mi mundo.

Anoche soñaba o acaso velaba
Intrépida incógnita que mi razón desvela
Eran acaso tus labios puñales
Que rompían mis luces, mi dicha, deshecha.

Mis ojos sin párpados no saben de soles
Más que el que alumbra y me colma de amores
No entiendo de odios, de gritos, de males
Y a veces los golpes, sin verlos me llueven

Madre, qué crimen comete quien aún no ha nacido
Quien en la noche de tus ojos aún no se ha visto
Quien respira en ti misma, pues eres tú su condena
Y a la vez la paz, que él alienta y espera.

2 Comments:

  1. Dante said...
    Sentidas letras nos traes en boca del inocente que se ampara en la madre sin imaginar su final. Muy bueno. Un abrazo. Te sigo leyendo.
    Froiliuba said...
    Mi querido cuñado Gudea me recomendó leer tus textos, "es muy bueno me dijo", y si él lo dice, yo le creo .

    LLegué a leer y quedo sorprendida porque es cierto, son excelentes.

    Ya veo que Gudea no es el único que te descubrió, este Dante...

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal