Blogger Template by Blogcrowds.

Deseo


Suena el despertador

Como cada día a la misma hora de lunes a viernes nos avisa que el día empieza de nuevo... pero no me apetece levantarme... estoy tan bien aquí tumbada en la cama, calentita... mi amor se despereza a mi lado... se levanta despacio y descorre ligeramente las cortinas dejando entrar una tenue luz del sol que amanece junto con nuestros sueños cada mañana...

Otro día más de nuevos y consabidos quehaceres, alguna que otra sorpresa y el cúmulo de retos que constituye llevar adelante una vida en pareja...

Escucho el murmullo del agua correr bajo la ducha y me imagino su cuerpo desnudo empapado y resbalando gotas de agua sobre su piel... un estremecimiento me recorre... pero ahora no es el momento... o llegaremos tarde a trabajar... mmmm, me encanta hacerme la remolona bajo las sábanas y a mi cielo no le importa ... ya se ha acostumbrado.

Ahora que lo pienso, creo que dentro de nada es nuestro aniversario, ¿cuánto tiempo ya?...¿ocho años viviendo en pareja ...?cómo pasa el tiempo.

Al principio no fue sencillo, la convivencia siempre es difícil, que si me dejaba la ropa interior por el suelo, que si no cerraba el tubo del dentífrico, la tapa del water, los pelos en la ducha... pero bueno, todo se va solucionando y las asperezas se van limando hasta convertirlo en el cotidiano día a día.

También hemos tenido problemas más serios, las relaciones tienen que avanzar con el tiempo y en la nuestra llegó un momento que necesitábamos formar una familia, tener un hijo... y parece que es algo sencillo ¿verdad?, pues resultó que no... prácticamente imposible. ¿qué hacer entonces?, ¿lo adoptamos?... en qué dilemas te pone la vida...no es que no quisiéramos adoptarlo pero por el momento lo hemos dejado en punto muerto, es un tema que tendremos que volver a planteárnoslo muy seriamente... yo si quiero...

Escucho el secador en el baño, me imagino su melena rubia llevada por el viento, como aquella vez en la playa de Matalascasñas, el sol refulgía con fuerza arrancando destellos plateados de las olas que se estrellaban contra las rocas, yo estaba tumbada en la arena, entre mis manos languidecía el último éxito de Matilde Asensi en versión bolsillo y mis párpados luchaban contra el sopor que la playa y la tranquilidad ejercen sobre mí, alcé la vista hacia el agua y emergiendo de la espuma estaba su figura, esbelta y dorada por el sol, con el pelo mojado acurrucado por la brisa que jugaba con sus caprichosos mechones... creí que me deshacía en ese momento...

En ocasiones no me hace falta más que cerrar los ojos unos instantes y rememorar un fugaz momento de nuestra vida para darme cuenta de lo que siento, por eso, esta noche he decidido hacer algo especial.

Todas las noches suele llegar sobre las ocho y media de su jornada laboral, yo siempre llego antes, afortunadamente para mí tengo un horario más relajado que el suyo, así que preparé una cena especial, no sé, algo exótico y sensual, aderezado por una buena botella de vino fresquito, colocaré unas velas por el comedor y apagaré las luces, encenderé una ramita de incienso y pondré música suave, creo que será una bonita sorpresa pero eso no es todo, lo más importante lo he dejado para el final ya que algo me dice que ahora es el momento, y como no se decide ha dar el paso lo haré yo, digan lo que digan y piensen lo que piensen el resto del mundo, lo importante es nuestra vida, esta noche le pediré que se case conmigo...estoy temblando de solo pensarlo...

Se abre la puerta del baño y su figura se recorta sobre la luz de la mañana, me está sonriendo, yo le sonrío... me dice te quiero Alicia... tiemblo y fijo mis ojos en los suyos y mis labios susurran, yo también te quiero Laura.

© J Marzo

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal